Madre pagó 10 mil pesos al delincuente que robó las órtesis de su hijo y las recuperó

Adriana Jaramillo, mamá de Santino, de 5 años, conmovió a todos con su llamado desesperado a la solidaridad en las últimas horas a raíz de que, el fin de semana, malvivientes ingresaron a desvalijarle su vivienda y, entre lo robado, se llevaron las órtesis que usa el niño para movilizarse.

 

Fue tanta la repercusión, que uno de los malhechores se contactó con ella por medio de una cuenta trucha de Facebook, y le mostró la fotografía del equipo de su hijo y pidió la suma de 15 mil pesos para devolvérselo.

Adriana pudo juntar solo 10 mil pesos. Esa suma le ofreció al malhechor quien entonces, siempre por medio de mensajes vía Facebook, acordó la «negociación», exigiéndole que vaya sola a buscar las órtesis y con el dinero en mano.

Jaramillo, relató sin titubear cómo recuperó los elementos de su hijo: «Hoy (por ayer) cuando se levantó sonrió al ver su órtesis y va a poder disfrutar del partido (en referencia al de Argentina-Croacia)», dijo, señalando que sus hijos «sólo me tienen a mí» por éso «hice lo que el malviviente me pidió».

Lo más indignante en el relato es la vaga respuesta recibida en la Seccional Cuarta, que es la jurisdicción en la que ella reside y donde está radicada la denuncia del robo.

Tras el diálogo mantenido vía Facebook con el malviviente y comprobar que éste tenía las órtesis de su hijo, se dirigió a esa Comisaría: «Me dirijo a la Seccional cuarta y pregunté qué debía hacer yo, qué garantía me podían ofrecer ellos. La chica me recibió bien, me atendió bien, había hablado con el oficial del tema».

«Lo que dice el oficial es que no fuera porque no hay suficientes pruebas. Yo le mostré las fotos de las órtesis, reconocí que son las de mi hijo. Mostré la conversación de este tipo conmigo», agregó.

«Yo les dije ‘entonces que sea lo que Dios quiera. Porque yo voy a ir’», contó Adriana, quien remarcó que la Policía le ratificó que no podían acompañarla.

ES ORO PARA MI HIJO
«Siempre he luchado por Santino. Desde que nació, el 20 de marzo del 2013. Esa órtesis es oro, es la libertad de mi hijo que, pese a sus limitaciones, tiene autonomía. Sino tiene que estar acostado o sentado en la silla postural».
El tipo «me citó, en la 25 de Mayo al fondo. Fui sola. Hablé cara a cara con él. Me citó a la madrugada y a las 3 y media ya estaba en mi casa con las cosas de mi hijo».

«El tipo me bloqueó de su cuenta de Facebook trucha. Me trató mal y, cuando le pagué, me dijo ‘yo sé que vos estás sola pero yo no. Así que seguí derecho’. Y eso hice», expresó.

Señaló que ayer, cuando amaneció, tuvo sentimientos encontrados: por un lado la alegría de su hijo; por otro, la bronca para con la Justicia y la Policía.

«Nunca me llamaron, nunca se preocuparon en saber si fui o no. Nada. De esto solo sabían mi hermana y una compañera de trabajo, que me dijeron que no vaya. Pero yo fui y Santi se despertó feliz porque va a poder mirar el partido de Argentina de pie, como él quería», afirmó Adriana.

Finalmente, agradeció a toda la gente que se solidarizó con ella, «a todos los que se ofrecieron a ayudarme, a recaudar fondos, las cadenas de solidaridad que se formaron, los mensajes y todos los que se preocuparon por mi hijo».

Fuente: El Chubut

Deja un comentario