Empresas Telefónicas tienen que esperar hasta 2022 para dar TV Satelital

El dictámen de Comisión en el Senado de la Nación, protege más a PYMES y cooperativas.

 

Las Comisiones de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión y de Educación y Cultura del Senado Nacional emitieron el miércoles un dictamen sobre la Ley de Fomento de Despliegue de Infraestructura y Competencia Tic, con intención de dar luz verde a las Telco a ofrecer TV Satelital a sus clientes. La normativa es conocida como “Ley Corta”, por su diferenciación con leyes precedentes como, por ejemplo, la de Servicios de Comunicación Audiovisual y la de Telecomunicaciones.

El dictamen del Senado conserva respecto del proyecto original, que presentó oportunamente el ministro de Comunicaciones Andrés Ibarra durante el pasado mes de mayo, la obligación de las compañías telefónicas y los licenciatarios de Servicios de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (Tic), por compartir infraestructura (por ejemplo torres, postes, conductos, etc.), con la finalidad “reducir los precios de los servicios de telecomunicaciones a los usuarios finales”.

Sin embargo, en contraposición al proyecto presentado por el ejecutivo, posterga hasta el mes de julio de 2020 la posibilidad de que las compañías telefónicas comiencen a ofrecer servicios de radiodifusión y TV satelital en Buenos Aires, Córdoba y Rosario. Y estira hasta enero de 2021 la posibilidad de hacerlo en otros centros urbanos con más de cien mil habitantes, y hasta enero de 2022 en las localidades más chicas, con menos habitantes.

Así mismo, se establece asignaren directamente a la compañía satelital Arsat de no menos del 20% de las frecuencias, para que sean destinadas a pymes y cooperativas.

“De este modo, podrán actuar como operadores móviles de red y no sólo como operadores virtuales”, dijo Martín Becerra, especialista en Telecomunicaciones e investigador del Conicet.

Este dictamen estira claramente los plazos de protección para la entrada de las Telco a la prestación de servicios satelitales, y difiere del proyecto original, que había sido redactado a la medida de las Telefónicas, y en el marco de la visita de Mariano Rajoy a la Argentina. Su espíritu era el de “compensar” da alguna manera a Claro y Telefónica, que quedaron afuera del negocio de la TV tras la fusión de Telecom y Cablevisión anunciada a fines del año pasado y cuya aprobación está en instancia de análisis de Defensa de la Competencia.

“La situación del mercado de telecomunicaciones argentino también cambió en los últimos meses -sostuvo Becerra-, debido a la corrida cambiaria y la devaluación, lo que hace menos atractivo para las telco ofrecer decodificadores bonificados, dado que se trata de insumos importados que vieron incrementado su precio”.

Tanto en el caso de la empresa Claro como en el de Telefónica, ambas ya ofrecen y dan a sus clientes tv satelital en otros países.

“Pero en Argentina, parecen estar apostando más por las conexiones con fibra óptica que por las satelitales. Por otra parte, al robustecer la conectividad móvil, es probable que lancen productos como el Flow (de Telecom-Cablevisión), que brinda contenidos con movilidad”, dijo el especialista.

Mientras tanto, los próximos pasos para la sanción definitiva de la Ley Corta son la aprobación en el recinto del Senado, para luego ser tratada en Comisión y en el recinto de la Cámara de Diputados en el corriente período de sesiones ordinarias.

Fuente: Diario 26

Deja un comentario