El paro nacional se sintió de manera destacada en la ciudad

El paro nacional convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT) tuvo un fuerte acatamiento en nuestra ciudad. A excepción del pequeño comercio, que en su mayoría trabajó con normalidad, el resto de las actividades estuvieron paralizadas, ya sea las públicas como las privadas.

 

La adhesión de la Unión Tranviaria Automotor (UTA) dejó sin transporte público a la ciudad, como así también los micros de larga distancia dejaron de funcionar, por lo que la Terminal de Ómnibus era un verdadero desierto.

El caso de los supermercados fue uno de los más conflictivos, debido a que algunos de ellos anunciaban la apertura para las once de la mañana, pero integrantes del Sindicato de Empleados de Comercio bloqueó los ingresos de las grandes superficies, incluso con quema de cubiertas en algunos casos como el de La Anónima de 25 de Mayo e Hipólito Yrigoyen.

Obviamente, como viene sucediendo desde hace varios meses, no hubo clases en las escuelas públicas y la atención en el Hospital se restringió a urgencias, mientras que los trabajadores municipales también adhirieron.

Algo similar ocurrió en las dependencias nacionales, como Afip y Anses que también tuvieron sus puertas cerradas o la atención restringida. Como era de esperar, La Bancaria también fue de la partida en esta medida, por lo que convocaron a un paro sin asistencia a los lugares de trabajo, así que dichas entidades también permanecieron cerradas. Por último, Luz y Fuerza adhirió al paro nacional aunque prefirió no movilizar, y la Servicoop tampoco atendió al público.

Fuente: El Chubut

Deja un comentario