Becarios del Cenpat realizaron una jornada de lucha en reclamo de un incremento salarial

Los becarios del Centro Nacional Patagónico (Cenpat) se plegaron ayer a la jornada de lucha que se realizó a nivel nacional, en contra de los recortes en ciencia y técnica que lleva adelante el Gobierno nacional.

 

Es por ello que medio centenar de becarios y becarias expresó su reclamo en la vereda de la institución con dos banderas y dialogaron con los medios de comunicación para visibilizar la situación: “El motivo de esta convocatoria es que, hace relativamente poco, se cerró la paritaria estatal a un 15 por ciento y nosotros como becarios del Conicet no tenemos homologado al 100 por ciento y exigimos que se nos pague la cláusula gatillo del año pasado que nunca llegó a los becarios”, explicaron Clara Giachetti, Inés Aramendia y Nicolás Battini, tres de los representantes de los becarios.

PROBLEMAS PRESUPUESTARIOS
Al no estar homologado el acuerdo con los becarios, los mismos corren el riesgo de no cobrar el incremento salarial, porque “si bien somos trabajadores formales, no nos aseguran nada, es más, se corre el rumor de que Conicet informó que no existe el Presupuesto para pagar a los becarios el aumento que nos vienen dando hace varios años”.

Respecto a la cláusula gatillo, Aramendia aseguró que fue pagada hace algunas semanas a los investigadores, pero no así a los becarios por una cuestión presupuestaria.

VITAL
Si bien hasta ahora los aumentos habían sido otorgados a todos los becarios, la preocupación es que este año ello no fue asegurado y que el pago del mismo “es nuestro sostén para vivir, la manera en que nosotros pagamos nuestros cursos de posgrado y congresos, que son parte importante de nuestra formación, y muchos compañeros también lo utilizan para pagar sus experimentos y campañas, por lo tanto es importante que se mantenga relativamente actualizado”.

Cabe destacar que en el Cenpat trabajan 146 becarios y becarias, lo que significa prácticamente la mitad del personal.

UN AJUSTE MAS
Esta actividad se realizó simultáneamente en el Polo Científico de la Ciudad de Buenos Aires y en los Centros Científicos Tecnológicos de lugares como Viedma, Bariloche, Ushuaia, Esquel, La Rioja, Salta, Misiones, entre otros.

“Este es un ajuste más como el que estamos viendo hace unos años, empezó con los recortes para entrar a carrera, recortes para las becas, todavía tenemos compañeros que siguen en un limbo de no saber si van a entrar o no, tampoco se están pagando los subsidios y ahora se suma esto”. Cabe destacar que a fines de 2015 y principios de 2016 fueron 500 personas con doble recomendación que habían quedado afuera del sistema, muchas de las cuales fueron absorbidas por las universidades: “La entrada a carrera se sigue achicando, se arrastran los de años anteriores más los de ahora y esto se hace cada vez más difícil”.

Fuente: El Chubut

Deja un comentario