La Justicia ordenó que Pablo D´Horta vuelva a dar clases en la Politécnica

Hace unos meses, el Ministerio de Educación de a provincia había exonerado al Pablo D´Horta, profesor de la Escuela Politécnica por ser “mala influencia y dañar el status quo de la institución”, por haber estado implicado en el intento de robo al cajero automático de Puerto Pirámides.

 

Esto motivó la reacción inmediata de los estudiantes quienes apoyaron a D´Horta, quien también acudió a la Justicia por su situación, la que ordenó que el profesor sea reintegrado al colegio: “Ayer recibimos la notificación de la Cámara de Apelaciones, que era la última instancia que había en todo este proceso que llevó seis meses y se confirmó la sentencia de la jueza que declara la nulidad del decreto de exoneración y ahora se le va a notificar al Ministerio de Educación que me va a tener que reincorporar en la misma situación que estaba antes de la exoneración”.

SIN PERJUICIO

Al quedar firme la sentencia, es probable que D´Horta vuelva a trabajar el día lunes y retomar su cargo el cual ya había sido ocupado, debido a que el Ministerio, desoyendo un amparo judicial, sacó a ofrecimiento las horas que cubría el exonerado profesor. Respecto a los motivos por los que la Justicia devolvió el trabajo a D´Horta, el propio profesor explicó: “El Ministerio de Educación dijo que yo era una mala influencia para la escuela y que perjudicaba el status quo y la Justicia se basó en mi trabajo profesional dentro de la escuela, habló mucho sobre el buen desempeño, el trabajo proactivo e innovador que hubo y que la escuela salió perjudicada desde que a mí me exoneran, o sea que no estaba perjudicando la institución mientras estaba trabajando”.

RETOMAN PROYECTOS

Pablo D´Horta contó que ya estuvo hablando con sus alumnos a través de Whatsapp. “Les di la noticia, están muy contentos y están esperando que vuelva a clase y ya me están reclamando un asado, porque les dije que si todo salía bien les iba a pagar un asado”. Cabe recordar que D´Horta se encontraba trabajando en el proyecto llamado Atomic Lab, mediante el cual los alumnos construían manos ortopédicas de manera gratuita para quienes lo necesitaban: “Todos los proyectos que yo estaba implementando en la institución quedaron frenados y ahora los vamos a retomar. Incluso ya tengo un brazo ortopédico completo que le tenemos que hacer a un muchacho de Trelew que sufrió un accidente”.

TIEMPOS DIFICILES

Por último, D´Horta contó de qué manera atravesó estos seis meses en los que el Ministerio de Educación decidió apartarlo de sus alumnos de cuarto, quinto, sexto y séptimo año de la Escuela 703: “Fue difícil en lo económico porque automáticamente se me cortó el sueldo y la obra social, pero eso lo pude sobrellevar con trabajos extras que hago en forma particular. Pero lo más complicado fue sobrellevar el tema familiar, porque tengo un hijo en la Escuela Politécnica y también tuve que apoyarlo constantemente para que no decaiga su rendimiento porque se sentía observado, perseguido por los directivos de la escuela, por los profesores, pero fue algo que se fue superando y, por suerte, terminó todo bien”

 

Fuente: El Chubut

Comentarios

comentarios